Me llamo Rosa, vivo en Barcelona y la cocina es una de mis pasiones junto con el diseño
y hacer Tags
(firmas… puedes visitar si quieres mi otro Blog de diseño de Tags, aqui: http://rosatags.blogspot.com.es/.)

No pretendo enseñar ni dar clases de cocina a nadie pues no soy ninguna Chef, tan sólo quiero compartir
mis recetas, lo que yo cocino, ya sean recetas de familia
como recetas de la web que he hecho y me gustan,
también publicaré información
y noticias sobre el mundo de la cocina, alimentación… etc… que me
parezcan
interesantes de otras webs para compartirlas aquí con vosotros.
Espero que me acompañéis en este mi nuevo Blog y que os guste lo que publique, si me seguís…. gracias por hacerlo!

martes, 19 de febrero de 2019

EL PAK CHOI.

Holaaaaaaaaaa! 

ayer os hablé de la COL KALE, hoy os voy a hablar del PAK CHOI,
que es otro tipo de col, y mañana os traeré una riquísima receta que 
lleva entre sus ingredientes estas dos coles tal y como ya os adelanté
ayer, PAK CHOI Y KALE CON ALIÑO JAPONÉS.

Pero antes de traer la receta, prefiero traeros información de estas dos
coles, porque sé que no todo el mundo las conoce. Estas dos coles junto
con EL BIMI son 3 nuevas verduras llegadas a nuestros mercados, que 
además están deliciosas las tres y es conveniente incluirlas en nuestra
alimentación.


 QUÉ ES EL PAK CHOI?: 

 Es otro tipo de col, que proviene originalmente de Asia, aunque actualmente
ya se está empezando a cultivar en España, concretamente en Málaga y Almería.
Su aspecto es parecido al de la acelga a pesar de que es un tipo de col, tiene 
un sabor peculiar y característico, que a mi personalmente, me encanta. 

Se puede comer cruda o cocinada, en crudo su sabor es ligeramente amargo,
 recordándonos al sabor de la endivia, y cocinada es mucho más rica, se vuelve 
más suave y desarrolla matices dulces muy agradables, con un sabor parecido 
a la espinaca. También se conoce como col china, repollo chino o bok choi.

  
LAS PROPIEDADES DEL PAK CHOI: 

El Pak Choi está compuesto por un 95% de agua, un 2% de carbohidratos, 
un 1% de proteína y menos de un 1% de grasa. 
En una cantidad de 100 gramos, suministra 13 calorías y es una fuente rica de 
vitamina A, vitamina C, vitamina B6 y vitamina K. 
Aporta además potasio, fósforo, magnesio, hierro y calcio, es rico en fibra y 
contiene antioxidantes.
El Pak Choi está en el puesto número 2 de un total 41 vegetales, en densidad de 
nutrientes.  


COMO CONSUMIRLO:
Si queremos, y el pak choi está bien fresco, podemos hacer una ensalada con 
sus hojas, que nos van a recordar un tanto a la endivia. Sin embargo, donde esta 
exótica col cumple con creces es al cocinarse.
Hay que tener en cuenta que es una verdura suave y delicada, no nos interesa 
realizar largas cocciones con ella. Cortar el pak choi en pequeños trozos e
 incorporarlo junto con otros alimentos al wok da un resultado fresco y aromático.

 Una forma muy sencilla de preparar el pak choi es cociendo las hojas al vapor 
un máximo de 3 minutos y sirviéndolas con semillas de sésamo tostadas, un
poco de salsa de soja y un aceite aromático.

También conserva su sabor al cocinar al vapor y va muy bien como
acompañamiento de un buen plato de ramen. También acepta muy bien el
picante y en la cocina oriental es habitual encontrarlo en rellenos de rollitos
 o empanadillas. Es muy versátil y aguanta bastante bien en la nevera.

Y, una vez más, al igual que os comenté cuando os hablé del BIMI y de la
COL KALE, recomendaros que la incluyáis en vuestra alimentación, ya no
es difícil encontrarla en los supermercados y verdulerías, y es una verdura
muy aconsejable en cuanto a nurientes, además de muy buena de sabor.

En adelante ya os voy a ir trayendo más recetas con estas tres verduras,
por el momento mañana PAK CHOI Y KALE CON ALIÑO JAPONÉS,
que me encanta y estoy segura que a vosotr@s también, os dejo un adelanto.



Hasta mañana con la receta!


lunes, 18 de febrero de 2019

LA COL KALE.

Buenas tardes!

hace unos días os traje información (para quién no lo conociera),
del BIMI, una verdura antes desconocida pero que desde un tiempo
ya la podemos encontrar facilmente en cualquier verdulería o 
supermercado. Uno de los llamados superalimentos por poseer unas
 propiedades saludables y nutritivas por encima  de la media.

Hoy traigo información sobre otra de estas nuevas verduras y también
llamada superalimento, la COL KALE


QUÉ ES LA COL KALE?: 

Es un tipo de col rizada, nativa del norte de Alemania, que se puede 
cocinar igual que cualquier otra col, o incluso, se puede comer cruda (las hojas), 
añadiéndola en ensaladas, ya que tiene un toque ligeramente crujiente. También 
se añade en batidos por su gran poder nutritivo, sobre todo en los batidos
llamados detox. Se la puede llamar o en femenino la col kale o en masculino
el kale, las dos maneras son correctas. Si antes de la palabra cale ponemos 
col la transformamos en femenina.

 Su planta es de color verde y con unas hojas muy rizadas que la caracterizan,
al igual que su tallo que también es comestible, y por cierto, delicioso.
En nuestro país se cultiva actualmente en Murcia y Albacete.

LAS PROPIEDADES DE LA COL KALE: 

Entre las propiedades que se le atribuyen, están las de mejorar el estado de ánimo, 
reducir el colesterol, mejorar la función inmunológica, prevenir el cáncer, 
y reducir el riesgo de enfermedades crónicas.

Es rica en fibra, antioxidantes, calcio, vitamina K, vitamina C, hierro,
potasio y manganeso, entre otros nutrientes. Y baja en calorías.
Es muy popular como vegetal detox y es muy rico en clorofila.

El kale contribuye a la salud de la piel, es rica en vitamina C que ayuda 
a crear el colágeno. También es rica en vitamina A que promueve el crecimiento
 celular saludable y ayuda a prevenir enfermedades de la piel.

El kale disminuye el riesgo de arteriosclerosis (obstrucción de las arterias) 
ya que es una fuente concentrada de antioxidantes y nutrientes antiinflamatorios. 
La fibra, el potasio, la vitamina C y la vitamina B6 que se encuentran en el kale 
también son beneficiosos para el corazón.

El kale favorece la reducción del colesterol alto, el colesterol total y el colesterol 
malo disminuyen, mientras que, curiosamente, aumentan los niveles sanguíneos 
de colesterol bueno que mejora nuestra salud cardiovascular.

 COMO CONSUMIRLA: 
 
Puede emplearse tanto cocinada o cruda con un cuidadoso lavado previo.
 Aunque pueden consumirse sus tallos, (a mí me encantan), son sus hojas la 
parte más usada, que es la que más nutrientes concentra.

Cuando la consumamos cocida, no sumergirla en abundante cantidad de agua 
para que no pierda sus minerales y vitaminas hidrosolubles. 

También es posible añadirla a guisados y potajes, o cocinarla como lo haríamos 
con otras coles. Otra alternativa es consumir su zumo elaborado con hojas frescas 
o preparar un batido o smoothie verde empleando las hojas junto con otros 
ingredientes.

Si la empleamos fresca, la lavamos muy bien y la troceamos, para añadirla a 
cualquier ensalada. Los tallos no se consumen crudos.

Una vez que ya sabéis todo sobre la Col Kale, sólo me queda recomendaros
que la añadáis en vuestra alimentación, ya que además de todos sus beneficios,
es realmente deliciosa de sabor, tanto sus hojas como sus tallos.

Ya os adelanto que mi próxima receta, (antes os hablaré de la Col Pak Choi),
será un plato delicioso donde combinaremos las dos coles, la Kale y la Pak 
Choi. 
Os dejo una foto de la receta, PAK CHOI Y KALE CON ALIÑO JAPONÉS.


Un besazo!

martes, 12 de febrero de 2019

EMPANADA HOJALDRADA DE ESCABECHE.

Buenas tardes a tod@s!

enamorada quedé de la EMPANADA HOJALDRADA DE ATÚN
que hice hace unas semanas, que cosa más rica la empanada hecha
con masa de hojaldre, más ligera, no es tan pesada como la que se
hace con la masa tradicional de empanada, es otra variante con el
mismo relleno pero masa más ligera, a quién no le gusta el hojaldre?

Así que el otro día me puse a hacer otra pero con un relleno un poco 
diferente, porque la base, el sofrito es el mismo, también lleva su tomate
y el huevo duro entre los ingredientes, pero en vez de hacerla con atún
en lata como la vez anterior, la hice de escabeches, utilizando una lata 
de bonito en escabeche y otra de mejillones en escabeche, y si la del
otro día estaba buenísima, ésta de hoy es una delicia, no sabría escoger.

Se puede usar o bonito, o atún o caballa en escabeche, las tres cosas
sirven pero que sea en escabeche, yo opté por una buena lata de bonito
en escabeche que tenía, y en cuanto a los mejillones, mejor que sean de
buena calidad y no pequeños, aunque los vamos a cortar pero mejor
que sean medianos o grandes. Como siempre digo, el resultado final
de un plato siempre dependerá de la calidad de sus ingredientes, es de
lógica, cuanto mejor sean los ingredientes, en este caso el bonito y los 
mejillones, más rica estará la empanada.

Vamos a ver como se hace!

INGREDIENTES:
  • 1 lámina de hojaldre rectangular.
  • 1 lata de bonito en escabeche (sirve atún o caballa).
  • 1 lata de mejillones en escabeche tamaño mediano o grande.
  • 1 cebolla grande o 2 pequeñas.
  • 1 pimiento verde tipo italiano.
  • 2 latas pequeñas de pimiento rojo asado.
  • 2 dientes de ajo.
  • 2 tomates para cocinar (yo utilizo KUMATO).
  • 3 huevos.
  • 1 hoja de laurel.
  • Perejil fresco.
  • 1 vaso de vino blanco.
  • Sal.
  • Pimienta negra recién molida.
  • Aceite de oliva virgen extra.

PREPARACIÓN:
1.
Por un lado, pondremos a cocer, dos de los tres huevos, el restante lo 
dejaremos para pincelar la empanada. 
2.
Por otro lado, en una sartén amplia, pondremos a pochar con aceite de
oliva, las verduras; la cebolla, pelada y picada fina; el pimiento verde,
lavado y cortado a cuadraditos pequeños, y el ajo pelado y picado fino. 
3.
Rallaremos los tomates, y cuando veamos que la cebolla empieza a
ponerse transparente, se lo añadimos a la sartén, removemos todo bien,
salpimentamos a nuestro gusto y le añadimos la hoja de laurel y perejil
picado fino, lo dejaremos todo junto hasta que el tomate pierda su agua.
4.
Será el momento de añadir el pimiento rojo cortado pequeño que como es
de lata, ya está asado y no se tiene que hacer, y el vino, volvemos a mezclar
y dejamos que el vino reduzca y pierda el alcohol.
5.
Añadiremos el bonito y los mejillones, junto con el líquido de escabeche 
de la lata, los mejillones los pondremos cortados por la mitad y el atún
desmenuzado, añadiremos también los huevos duros pelados y cortados 
pequeños, removemos todo bien y lo dejamos un par de minutos más.
Tiene que quedar sin jugos, más bien seco para que no se nos ablande
la empanada por debajo. Retiramos la hoja de laurel y reservamos.
6.
Cortamos la masa de hojaldre por la mitad pero que una parte de las dos
tenga 1 centímetro más que la otra, esa más grande la pondremos abajo,
repartimos bien el relleno por toda la masa, dejando un poco sin poner 
por los bordes. Ponemos encima la otra parte del hojaldre y cerramos
con la parte de abajo que nos sobra. Le hacemos un agujerito en el centro,
pintamos con el huevo batido que nos queda, bien por toda la empanada.
7.
Metemos la empanada en el horno ya precalentado a 200º durante unos 20
minutos, el tiempo como siempre digo, dependerá de cada horno, sabréis que
ya está hecha cuando la veáis bien doradita. Riquísima!




Hasta la próxima receta!

viernes, 8 de febrero de 2019

ESTOFADO DE TERNERA A LA CERVEZA.

Buenas tardes!

tengo la suerte que me gusta comer y me gusta todo, no le digo que no 
a nada (bueno, sólo a los sesos!😰, pero sólo a eso!), y me gusta tanto 
la cocina tradicional como probar recetas más actuales o modernas, 
nuevos ingredientes, nuevas formas de cocinar como la Crockpot u olla
lenta de la cual os hablaré dentro de poco o la olla a presión, o cualquier
aparato que sirva para cocinar, como la yogurtera o la panificadora, 
de este modo pruebo diferentes modos de cocinar y diferentes recetas.
Me encanta!, me divierto y voy variando, en la variedad está el gusto!

Hoy toca receta tradicional, de esas de toda la vida, un estofado de carne
hecho en cazuela, con su caldito espectacular, que está más rico incluso
al día siguiente. Este estofado de hoy va hecho con cerveza, sustituimos
el caldo o agua por cerveza, no sabe a cerveza pero está exquisito.
Sólo hay que tener la precaución de utilizar una cerveza que sea suave,
ya que si lo hacemos con una cerveza que por ejemplo sea amarga, el 
estofado nos saldrá con un toque amargo, y no queremos eso. Por lo 
demás y como casi siempre, es una receta muy fácil de hacer, si sigues
las instrucciones te garantizo un plato exquisito.

En el Blog también puedes encontrar el ESTOFADO DE TERNERA 
más clásico, hecho con caldo de carne, y unas alcachofas que le dan 
al caldito un sabor impresionante, no dejes de probarlo, te va a encantar!

vamos ya a ver como se hace este ESTOFADO DE TERNERA A LA
CERVEZA?

INGREDIENTES:
  • 500 gramos de carne de ternera para estofar.
  • 200 gramos de setas de vuestra elección.
  • 1 cebolla.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 zanahoria.
  • 2 patatas.
  •  Media cucharadita de PIMIENTÓN DULCE DE LA VERA.  
  • 1 hoja de laurel.
  • Perejil fresco.
  • 330 ml. de cerveza suave.
  • Sal.
  • Pimienta negra recién molida.
  • Aceite de oliva virgen extra. 

PREPARACIÓN:
1.
Al comprar la carne, pediremos que nos den una parte de ternera que sea
tierna para estofar, y que nos la corten a cuadraditos no muy grandes.
Los salpimentaremos, los enharinaremos y los pondremos a freir en una 
cazuela con aceite de oliva virgen. Una vez estén todos fritos, los reservamos.
2.
En el mismo aceite de freir la carne, pondremos la cebolla, pelada y picada
pequeña y el diente de ajo pelado y picado fino. Lo sofreimos hasta que 
empecemos a ver la cebolla transparente.
3.
Añadiremos la zanahoria, pelada y cortada a rodajas no muy gruesas y las
setas cortadas en trozos no muy grandes (yo he utilizado setas de cardo, 
también sirven los níscalos o una mezcla de setas), removemos y a fuego bajo, 
lo dejaremos unos minutos más, removiendo de vez en cuando.
4.
Será el momento de añadir la carne, la hoja de laurel y el pimentón, hay que
tener cuidado con el pimemtón pues si se nos quema amarga, apartaremos la
cazuela del fuego un momento mientras lo integramos bien con el resto de
ingredientes para que no se nos queme.
5.
Cubrimos con la cerveza, tapamos la cazuela, bajamos el fuego y lo dejaremos
hasta que veamos que la carne está casi tierna, el tiempo dependerá del tipo
de carne utilizada, lo mejor es ir controlándola para saber lo que le falta.
Yo la he tenido 35 minutos y después 25 minutos más con las patatas.
6.
Cuando veamos que la carne ya está casi tierna, echaremos las patatas 
peladas y cortadas a cuadraditos no muy grandes, removemos todo bien
y si vemos que le falta líquido podemos añadir o bien un poco más de
cerveza o de agua, yo le puse 250 ml. de cerveza más, rectificamos de
sal si fuera necesario, tapamos y con el fuego bajo lo dejaremos hasta que
las patatas estén tiernas, unos 20-25 minutos. Espolvoreamos con perejil
fresco picado y listo para servir bien calentito!. Y preparad pan para 
mojar en el caldito. Si os sobra, al día siguiente está más rico todavía.



Hasta la próxima receta!

lunes, 4 de febrero de 2019

CREMA DE JUDÍAS BLANCAS.

Buenaaaaas!!!

las cremas apetecen todo el año, y es que tienen una gran ventaja, 
que se pueden comer calientes en invierno o frías en verano, y de 
las dos maneras están deliciosas.

Además se puede hacer crema de casi todo, de cualquier verdura, de
cualquier legumbre, de mariscos... y encima todas están riquísimas,
son fáciles de hacer, rápidas y es un plato muy completo ya que en
su elaboración siempre hay variedad de verduras.

Hoy vamos a añadir una crema más a las que ya podéis encontrar en
el Blog que son éstas:


La de hoy es una exquisita CREMA DE JUDÍAS BLANCAS que vamos
a ver ya como se prepara, no dejéis de probarla porque os va a encantar
con su potente sabor a judías, deliciosa!

INGREDIENTES:
  • 500 gramos de judías blancas cocidas.
  • 1 calabacín.
  • 1 puerro.
  • 1 zanahoria.
  • 1 diente de ajo.
  • Caldo de verduras o el de cocer las judías.
  • Media cucharadita de PIMIENTÓN DULCE DE LA VERA
  • Sal.
  • Aceite de oliva virgen extra.

PREPARACIÓN:
1.
Vamos a preparar las verduras: el calabacín lo pelamos y cortamos a 
cuadraditos no muy grandes; el puerro, le quitamos las partes desechables,
lo lavamos muy bien y lo cortamos a rodajas finas; la zanahoria, la 
pelamos y la cortamos a rodajas finas.
2.
En una olla con aceite de oliva virgen, ponemos a pochar todas las verduras
con una pizca de sal, las dejaremos a fuego bajo unos 3 o 4 minutos removiendo
de vez en cuando.
3.
Si las judías las cocemos nosotr@s, reservaremos el caldo de la cocción, si
las compramos ya cocidas, usaremos caldo de verduras. Siempre será más
buena la crema si cocemos nosotr@s las judías y usamos el caldo de cocerlas
para hacer la crema. 
4.
Una vez las verduras estén pochadas, añadiremos el caldo, o bien el de la
cocción de las judías o bien el de verduras, cubriremos de caldo las verduras 
y dos dedos más arriba, esa será la cantidad de líquido. Lo dejamos hervir
unos 20 minutos, hasta que las verduras estén tiernas.
5.
Será el momento de añadir a la olla las judías blancas cocidas, removemos 
bien, y lo dejamos todo junto 5 minutos más.
6.
Mientras tanto, en una sartén con una cucharada de aceite de oliva pondremos
a freír el ajo hasta que empiece a dorarse, en ese momento apartamos la
sartén del fuego y añadimos el pimentón, rehogándolo bien por todo el aceite y 
mezclándolo con los ajos, lo haremos fuera del fuego para que no se nos queme
el pimentón ya que en ese caso amarga.
7.
Cuando tengamos listo este sofrito de ajo y pimentón se lo añadiremos a la olla,
removemos bien, dejamos un par de minutos más para que la crema coja el
gusto del sofrito y apagamos el fuego.
8.
Trituramos todo bien con la batidora eléctrica hasta obtener una crema
homogénea. Servimos caliente decorando con unas cuantas judías enteras
que habremos reservado.  




Hasta la próxima receta!

domingo, 27 de enero de 2019

ARROZ CON ATÚN, ESTILO ASIÁTICO.

Holaaaaaaaaaa!

último domingo de mes y volvemos con el RETO ASALTABLOGS
que este año cumple ya su 6ª temporada, en este el cuarto mes
después del descanso navideño en el que "jugamos" al  
Para las que todavía no conocéis el reto, consiste en que cada mes y
 mediante sorteo, uno de los blogs de todas las participantes será el
Blog "asaltado" del mes, y el resto de las participantes tenemos que ir
 a su blog a "robarle" una de sus recetas, y por consiguiente hacerla y 
publicarla en el nuestro, o lo que es lo mismo nos convertimos en
"ladronas" de recetas, de ahí el nombre del reto.

Este mes de enero, después del sorteo realizado por la anfitriona
del reto Marga Postigo, del Blog AZAFRANES Y CANELAS, le ha
tocado ser la asaltada a Eva Tlc Denia, del Blog EVA EN PRUEBAS,
  al cual y como hago todos los meses, he visitado su Blog de principio a
fin y "robándole" (que en eso consiste el reto), varias recetas para después
decidirme por una sola que es la que publico hoy.
 
Y de todas esas recetas "robadas", me he decidido a publicar hoy la del
  ATÚN CON ARROZ (ESTILO ASIÁTICO), porque soy amante de
toda la cocina asiática y allá donde veo un plato de esta cocina, para mi
es acierto seguro, como me ha pasado con este arroz con atún, una receta
muy fácil de hacer, rápida y con un resultado riquísimo!
Gracias Eva por esta receta que me ha encantado, y un consejo es que no
dejéis de visitar su Blog, estoy segura que más de una receta os va a 
encantar como me ha pasado a mi.
 
INGREDIENTES:
  • 2 filetes de atún fresco (indispensable que sea fresco).
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 manojo de ajos tiernos o ajetes.
  • 4 cucharadas soperas de salsa de soja.
  • 2 cucharadas soperas de sesamo tostado.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • 200 gramos de arroz tipo Thai, Jazmín o Bastami.

PREPARACIÓN:
1.
Cortamos el atún, que tiene que ser fresco para el éxito de esta receta,
en tacos cuadraditos no muy grandes, tamaño bocado, lo ponemos en
un bol a macerar con los ajos pelados y picados muy pequeños, el sésamo,
 la salsa de soja y un chorrito de aceite, mezclamos todo bien para que se 
impregne el atún por todos lados y lo dejamos mientras preparamos el arroz.
2.
Coceremos el arroz según las instrucciones que encontraréis AQUÍ
Lo reservamos.
3.
En un wok, o en caso de no disponer de él, en una sartén amplia, ponemos
un poco de aceite de oliva y ponemos a pochar en él, los ajetes pelados y 
picados a rodajas finas. 
4.
Cuando veamos que los ajetes están listos, añadiremos el atún junto con 
todo su jugo de maceración. Lo dejaremos un par de minutos removiendo
constantemente para que se haga bien por todas partes pero no más de dos
minutos, queremos que quede jugoso por dentro, si nos pasamos nos quedará
seco y poco apetecible.
5.
Pasados esos dos minutos añadimos el arroz y seguimos removiendo todo para
que se mezcle bien durante un minuto más y listo, el arroz coje un gusto a atún
que está delicioso!, os recomiendo que lo probéis.


      
   
 Hasta el cuarto domingo de febrero con el nuevo RETO ASALTABLOGS!! 


viernes, 25 de enero de 2019

LENTEJAS GUISADAS CON VERDURAS.

Hola!

Anna, mi nutricionista, insiste en que debo de comer legumbres dos
 veces a la semana, y esta recomendación no es sólo para mi, sino para 
todo el mundo. Las legumbres deben de ser habituales en nuestra 
alimentación todas las semanas, no de vez en cuando.

Lo bueno es que las podemos comer de muchas maneras diferentes, en
cremas, guisadas, en ensaladas, calientes, frías... en la variedad está el
el gusto y el no cansarse de ciertas comidas. Igualmente se pueden incluir 
en cualquier dieta, incluso las que estéis siguiendo una dieta baja en calorías
y en grasas para adelgazar. La receta de hoy os sirve, ya que son unas 
lentejas guisadas sin nada de grasa y con verduras, además de deliciosas!

Otras recetas de LENTEJAS que podéis encontrar en el Blog son, estas 
riquísimas LENTEJAS CON ARROZ, o unas espectaculares y muy 
recomendadas LENTEJAS AL RAS EL HANOUT con un sabor 
sorprendente, otra receta para las que estáis a dieta y además, estupenda
fresquita en verano, es la ENSALADA DE LENTEJAS con su toque
especial y delicioso de comino, o estas otras llenas de energía y sabor,
pero también de calorías (sólo para comerlas muy de tanto en tanto),
LENTEJAS GUISADAS, las clásicas con su chorizo, morcilla y tocino,
una delicia para pegarse un gustazo de vez en cuando.

Y vamos ya con las lentejas de hoy...

INGREDIENTES:
  • 300 gramos de lentejas.
  • 1 cebolla grande.
  • 1 puerro.
  • 3 tomates (yo utilizo KUMATO). 
  • 1 pimiento verde.
  • 2 zanahorias.
  • 1 calabacín pequeño.
  • 4 patatas.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 cucharadita de PIMIENTÓN DULCE DE LA VERA.
  • 1 hoja de laurel.
  • 1 litro de caldo de verduras.
  • Sal.
  • Aceite de oliva virgen extra. 

PREPARACIÓN:
1.
Lo primero de todo preparar las verduras: la cebolla, la pelamos y cortamos
pequeñita; el puerro, le quitamos las partes que no sirven, lo lavamos y lo
cortamos a rodajas finas; los tomates, los rallamos; el pimiento verde, lo 
lavamos, desechamos las partes que no sirven y lo cortamos a cuadraditos 
pequeños; las zanahorias, las pelamos y cortamos a rodajas finas; el calabacín,
lo lavamos y sin pelarlo lo cortaremos a cuadraditos; las patatas, las pelamos
y cortamos a cuadraditos medianos; y el ajo, lo pelamos y cortamos en láminas.
2.
Las lentejas las lavaremos y desecharemos si hay alguna en mal estado.
3.
En una olla con 3 cucharadas soperas de aceite de oliva, pondremos a pochar
todas las verduras menos el tomate y el ajo, con el fuego bajo, lo dejaremos
5 minutos, removiendo de vez en cuando.
4.
Pasados los 5 minutos añadiremos el tomate, mezclaremos bien con el resto de
las verduras y seguimos pochando unos 3 minutos más.
5.
Añadimos las lentejas y la hoja de laurel, lo rehogamos todo junto durante
un par de minutos y añadimos el caldo de verduras, salamos a nuestro gusto
y con el fuego a medio lo dejaremos cocer unos 20 minutos.
6.
Pasados esos 20 minutos añadiremos las patatas y dejaremos cocer 20 minutos
más o hasta que las lentejas y las patatas estén tiernas.
7.
Mientras tanto, en una sartén con una cucharada de aceite de oliva pondremos
a freír el ajo hasta que empiece a dorarse, en ese momento apartamos la
sartén del fuego y añadimos el pimentón, rehogándolo bien por todo el aceite y 
mezclándolo con los ajos, lo haremos fuera del fuego para que no se nos queme
el pimentón ya que en ese caso amarga.
8.
Cuando tengamos listo este sofrito de ajo y pimentón se lo añadiremos a la olla,
este sofrito será el que le dé el sabor a estas lentejas de verduras, que estarán
listas cuando tanto las patatas como las lentejas estén tiernas. Están mucho 
más buenas al día siguiente!



Hasta la próxima!